Invierno frío… ¿y las defensas? - Clínica Diquecito

Invierno frío… ¿y las defensas?

Invierno frío ¿y las defensas?

El invierno está pegando fuerte, y sabemos que con él muchas veces vienen esas enfermedades típicas de esta estación que nos “sacan de circulación” y nos pueden tener a maltraer durante varios días (y a veces semanas).

Además, una vez que nos enfermamos, puede que uno a uno los integrantes de la familia se vayan viendo afectados, prolongándose esta situación durante todo el invierno. ¿Hay algo que podamos hacer?

Quizás en este punto te parezca que ya es un poco tarde para prevenir, pero lo cierto es que si no comenzás a trabajar hoy en mejorar tu sistema inmunológico, esta historia se seguirá repitiendo año tras año. En ese marco, es importante que sepas que la buena alimentación tendrá un papel fundamental en el fortalecimiento de tus defensas a largo plazo; y siempre es un buen momento para comenzar a trabajar en ello.

La importancia de la buena alimentación no es solo en términos preventivos, sino que ésta también es muy importante para ayudar a una buena recuperación en caso de enfermedad. De hecho, está comprobado que las personas alimentadas con determinados nutrientes se recuperan de infecciones más rápidamente que otras que presentan falencias en sus hábitos alimenticios.

Compartimos a continuación tres consejos de alimentación muy sencillos que te animamos a implementar cuanto antes:

  • Suplementá tu alimentación habitual con complejos enriquecidos con determinados micronutrientes. Fundamentalmente con compuestos a base de vitamina “C” y “D”, además de magnesio.
  • Incrementá la ingesta de frutas cítricas, frutos secos (almendras, avellanas, nueces, etc) y carne de pescado.
  • Omití o reducí toda ingesta de alimentos comúnmente denominados como “comida chatarra” o “comida rápida”.

Pero, además, al margen de una alimentación adecuada, la actividad física ayuda a combatir el stress, el cual es considerado un factor “inmunodepresor transitorio”. Así también, es recomendable evitar dormir poco (no menos de seis horas diarias e idealmente ocho) y exponerse a temperaturas bajas, ya que el frío produce inmunodepresión en forma transitoria.

En Clínica Diquecito queremos cuidarte, y enseñarte todos esos secretos que necesitás saber para producir cambios positivos y significativos que te permitan vivir una vida en salud y plenitud.

Te invitamos a conocer nuestros diferentes programas disponibles, de acuerdo a tus necesidades. Para más información, ingresá AQUÍ.