¿Cómo funciona la droga que ayuda a bajar de peso? - Clínica Diquecito

¿Cómo funciona la droga que ayuda a bajar de peso?

Días atrás, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó oficialmente la comercialización de un medicamento llamado “liraglutida”, cuyo principal atractivo es que ayuda a bajar de peso a las personas que se encuentran cursando un tratamiento con esta finalidad. Si bien esta droga ya estaba siendo utilizada en el mundo para el tratamiento de diabetes y obesidad, la comunidad científica festejó su aprobación en nuestro país ya que hasta el momento no había muchos recusos farmacologicos disponibles para ayudar a ciertos pacientes. La pregunta es: ¿qué tan efectiva es?

“Este medicamento es un análogo de la hormona GLP-1, que se genera en el intestino, y su utilización ayuda a controlar la sensación de saciedad, lo que reduce por ende la ingesta de alimentos y facilita el descenso de peso. En términos más sencillos, esta droga inyectable actúa sobre diferentes áreas del cerebro, regulando el apetito”, explica la Dra. Fabiana Stolman (M.P: 29.668), especialista en Nutrición y Jefe de Internado de Clínica Diquecito.

La liraglutida es efectiva, teniendo distintos resultados dependiendo de cada paciente. Sin embargo, ésta debe ser vista como un “complemento”, ya que de ninguna manera puede producir efectos concretos si no se la utiliza en el marco de un tratamiento médico bien diseñado y supervisado por especialistas, que involucre diferentes esferas de la persona, tanto en lo físico como en lo emocional.

Algunas de las ventajas que podemos destacar de su utilización son:

  • La regulación del apetito simplificará la realización de un proceso de descenso de peso.
  • Se comprobó que los pacientes que la utilizan pueden bajar de peso, en promedio, un 9,2%.
  • También se comprobó que este fármaco ayuda hasta en un 80% a la disminución del pase de prediabetes a diabetes, enfermedad estrechamente ligada a la obesidad. Se han mostrado, además, mejoras a nivel de apneas del sueño, dislipidemias e hipertensión.

Algunas consideraciones a tener en cuenta…

  • La nueva droga se suministra en forma inyectable, diariamente.
  • Su utilización debe ser crónica, es decir de por vida, por tratarse la obesidad de una enfermedad crónica.
  • Durante su uso, pueden darse mesetas o procesos de reganancia de peso, como ocurre en cualquier proceso de descenso de peso, con o sin medicación.
  • No todos los pacientes responden a la medicación, y quienes lo hacen no responden de la misma manera.
  • Si luego de tres meses con la dosis máxima no se logran resultados, el medicamento se debe suspender.
  • Su utilización puede traer molestias a nivel digestivo.
  • No se debe utilizar esta droga, bajo ninguna circunstancia, por fuera de un tratamiento médico, y bajo supervisión profesional permanente.

Obesidad = enfermedad crónica

Debemos entender que la obesidad es una enfermedad crónica, es decir que puede ser controlada a través de diferentes métodos y tratamientos pero que potencialmente estará siempre presente. Esto significa que los esfuerzos que hagamos a lo largo de nuestra vida para controlarla deben ser constantes, y no estarán exentos de recaídas, aún con los mejores tratamientos. Dicho en otros términos, una dieta acorde, la utilización de drogas como la liraglutida o cualquier otro esfuerzo que hagamos, son muy importantes para el descenso y control del peso, pero esto puede ser insuficiente si no se producen cambios más profundos en el individuo que padece obesidad. “Como decimos siempre en Clínica Diquecito, la única clave de éxito para el correcto tratamiento de la obesidad es la reeducación, el cambio de hábitos. Si no cambiamos nuestros hábitos, cualquier dieta o droga serán insuficientes para un peso saludable a largo plazo”, apunta la Dra. Stolman.

Un tratamiento efectivo para mantener “a raya” a la obesidad, debe combinar aspectos tales como:

  • Educación física como estilo de vida
  • Alimentación saludable y equilibrada
  • Salud emocional equilibrada
  • Reemplazo de hábitos que son dañinos para la salud

En este marco, tanto este nuevo medicamento, como una dieta restrictiva, como cualquier otro recurso, serán elementos de apoyo muy importantes para el cumplimiento del objetivo de un descenso de peso inicial, pero los resultados reales y sostenibles solo pueden alcanzarse y mantenerse a largo plazo a través de un plan integral que abarque todas las áreas mencionadas.

Si querés conocés más sobre nuestro programa integral de Descenso de Peso, ingresá AQUÍ.