Comiendo bien para evitar ciertas enfermedades - Clínica Diquecito

Comiendo bien para evitar ciertas enfermedades

Comiendo bien para evitar ciertas enfermedades

A esta altura del partido ya todos sabemos que existe una estrecha relación entre lo que comemos y el desarrollo de ciertas enfermedades. La famosa frase “somos lo que comemos”, también puede aplicarse a la situación en la que se encuentra nuestro organismo, y a qué tan propenso estamos a sufrir o no ciertas afecciones.

En este news queremos referirnos a tres tipos de enfermedades muy concretas y a los alimentos que te recomendamos consumir para prevenirlas, o bien para controlarlas. Por supuesto que, al margen de mantener una dieta adecuada, es importante que recibas el tratamiento adecuado por parte de un profesional médico del área específica de tu afección.

Enfermedades Cardiovasculares

“El 70% de la morbimortalidad en Argentina es a causa de enfermedades cardiovasculares (infartos, Accidentes cerebrovasculares, arterioesclerosis, etc). Esto deriva, principalmente, del sedentarismo y de lo que comemos. Es imprescindible combinar comida con actividad física para prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares”, explica el Dr. Rubén Salcedo, Director Médico de Clínica Diquecito.

Según la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud, los argentinos somos cada vez más sedentarios. De hecho, en la última encuesta se determinó que aproximadamente el 62% de la población argentina está excedida de peso.

¿Qué comer para prevenir estas enfermedades?

  • Ácido graso Omega 3. Está presente principalmente en el pescado, y se recomienda consumirlo al menos dos veces por semana. Pero también se encuentra en el aceite de oliva o de canola o de chía (consumir una cucharada sopera por día) y en las nueces (ingerir 3 “mariposas” por día). Preferentemente consumir la carne de los llamados “pescados de mar azul” (no tanto pescado de río), que por vivir en aguas profundas con baja temperatura sus células producen mucho Omega 3.
  • Frutos del bosque. Las cerezas, frutillas, arándanos, moras, etc, son ricas en flavonoides, los que ayudan a la producción de colesterol bueno. Esto previene la arteroesclerosis, la cual termina desencadenando enfermedades cardiovasculares como el infarto.

Hipertensión

Aplican los mismos consejos que damos habitualmente para enfermedades cardiovasculares, pero a éstos debemos sumarles también el consumo de salvado de avena y gérmen de trigo, para impedir la absorción de colesterol.

Hoy se sabe que los vegetales tienen un tipo de colesterol llamado fitoesteroles, que entran en el intestino y bloquean el lugar por donde normalmente se absorbe el colesterol, logrando así que éste siga de largo y se elimine por materia fecal.

Junto con el consumo de fibra vegetal, recomendamos también reducir el consumo de sal: no más de 5 gr. de cloruro de sodio por día (el tamaño de una aspirina). En estos momentos nuestra sociedad consume 12 gr. de sal por día (la sal sube la presión).

Cáncer de mama y próstata

La obesidad, generalmente producto de una mala alimentación, también es causa predisponente del cáncer de mama y de próstata. Es por ello que se recomienda el consumo de ciertos alimentos concretos para la prevención de ambas enfermedades.

  • Cáncer de mama. Es recomendable aumentar el consumo de vitamina E, con 4 a 5 semillas de avellanas, almendras o pistachos por día, o una cucharada sopera diaria de aceite de oliva.
  • Cáncer de próstata. Es recomendable comer tomate todos los días, o día de por medio.

Recomendaciones generales

Por último, te dejamos una recomendaciones generales:

  • Comer equilibradamente con cinco porciones de fruta y/o verduras por día
  • Comer pescado 2 o 3 veces por semana
  • Comer 3 “maripositas” de nueces por día
  • Bajar el consumo de sal a 5 gr. por día
  • Comer una porción y media de queso descremado por día, del tamaño de una caja de fósforo grande por 0,5 cm de espesor
  • 1 cucharada (15 cm3) de aceite de oliva, o de canola, o chía por día
  • 1 hora de caminata todos los días o por lo menos 3 veces por semana

Durante tu internación en Clínica Diquecito, no solo trabajaremos en lograr el descenso de peso que estás necesitando sino que te ayudaremos a cambiar tus hábitos de vida y alimentación, y a implementar consejos prácticos que te ayudarán a vivir más y mejor. Para conocer más acerca de nuestros programas, ingresá AQUÍ.