Check list para generar nuevas oportunidades en este 2018

El ajetreo del fin de año ya quedó atrás, y es como que luego de las fiestas volvimos de golpe a la rutina, a la realidad. Algunos tal vez tenemos el privilegio de poder salir de vacaciones en enero; otros deben esperar un poco más. Pero lo cierto es que al comienzo de un nuevo año hay algo que nos iguala, independientemente de nuestra edad, procedencia o clase social: todos, absolutamente todos, tenemos por delante la oportunidad de un nuevo comienzo, de cumplir nuestros sueños postergados y de hacer de modo diferente aquello que tal vez no hicimos bien en el pasado.

Pero también es cierto que no podemos lograr resultados diferentes usando las mismas fórmulas de siempre, y en ese marco es que la palabra “planificación” cobra un sentido por demás importante. Por eso vamos a hablar acerca de las METAS. Es que sin metas no hay un plan, y sin un plan no hay futuro.

Desde Clínica Diquecito no solo queremos desearle que este nuevo año que aún está en pañales sea el mejor de su vida hasta el momento, sino que también queremos sugerirle que se tome un tiempo para pensar, y trazar para este 2018 metas para las siguientes áreas de su vida:

Personales. No podemos dar lo que no tenemos. No podemos disfrutar la vida, ni impactar positivamente nuestro entorno, si primero no estamos bien con nosotros mismos. Le recomendamos que fije sus metas en términos de hábitos de vida saludables, relaciones sociales y planificación de agenda, entre otros puntos. Sueñe, planifique, plantee hacer algo diferente y superador. Piense en todo aquello que lo está frenando y que, al solucionarlo, podría aportarle un mayor bienestar. Y no se olvide de su espíritu, de todo aquello que lo nutre “por dentro”, que lo llevará a ser una mejor persona, a incrementar su fe.

Físicas. Para lograr cualquier sueño, su salud debe estar en óptimas condiciones. Por eso lo animamos a establecer metas relacionadas con su salud. Bajar de peso, alimentarse mejor, dejar de fumar, librarse de una dependencia, practicar actividad física y dormir lo suficiente, son puertas hacia nuevos comienzos. Trace planes concretos para este año en cuanto a su bienestar físico, como por ejemplo “bajar 5 kilos” o “practicar 30 minutos diarios de actividad física”, y verá que un cuerpo sano le permitirá llegar mucho más lejos.

Laborales. Antes de escribir sus metas, hágase algunas preguntas: ¿El trabajo es un medio o un fin para mí? ¿Estoy trabajando en lo que me gusta? ¿Es el momento de dar el salto y emprender eso que vengo postergando? El trabajo es fundamental para cada uno de nosotros; es muchas veces el espacio en el que pasamos la mayor cantidad de horas del día, y por eso éste debe alinearse a sueños y objetivos. Por eso tome las decisiones adecuadas para que el trabajo sea un medio para poder disfrutar lo verdaderamente importante y no sea solo lo que se lleve los mejores años de su vida.

Económicas. Trace metas concretas para su economía. Evalúe en donde está parado, a dónde quiere llegar en este 2018 y defina qué hará para alcanzarlo. Tenga cuidado, que a veces “menos es más”. Un abrupto crecimiento en ingresos suele requerir más horas de trabajo, más estrés, menos descanso, menos “calidad de vida”. Pero tambien puede ser que al revisar las cuentas nos demos cuenta que podemos organizarnos de otro modo, omitiendo gastos que no redituan en lo personal. Tener en cuenta que el equilibrio nos ayudara a “crecer” en la economía sin que esto afecte negativamente al resto de las áreas.

Familiares. Somos seres sociales, necesitamos de los vínculos, de la familia, de aquellas personas que están con nosotros en las buenas y en las malas. A la hora de plantear sus metas para el año piense en todos los puntos anteriores, pero no se olvide de que a lo largo de su vida tendrá buenos y malos momentos en cuanto al trabajo, a la salud, a las relaciones sociales, pero que la familia será lo único inmutable. Trace metas concretas para que en este 2018 sus relaciones familiares gocen de buena salud; para que se produzcan esos reencuentros postergados, para que se sanen las viejas heridas. Solo así podrá avanzar en plenitud.

Esperamos recibirlo este año en nuestra casa, y poder trabajar juntos en el cumplimiento de todas aquellas metas relacionadas a su salud y a su bienestar en general. ¡Lo esperamos!